“Solo contamos con dos herramientas para mejorar este mundo, la empatía y la solidaridad”

Si las utilizamos, y en este orden, entonces todo es posible. Iván.

Advertisements

La vacuna para un sistema enfermo de corrupción.

La corrupción esta haciendo de España un país enfermo, al borde del coma.

No es la cantidad de dinero robado por los políticos corruptos, aunque también. Este es un daño muy grave, pero si se termina con la corrupción, se termina el daño.

El problema de verdad viene con el deterioro de la imagen de una democracia y de sus valores. Cosa que no se recupera tan pronto. Impacto y daño incalculable.

Nos costará recuperar la confianza de que parece que todo vale. La impunidad que parece que hay con los corruptos.

El daño que hace, porque al final, se acaban concibiendo como normal estos actos. Como ellos lo hacen, pues yo también lo hago. Y se traspasa a nuestras vidas, a nuestra imagen como españoles, a nuestra economía en forma de cuentas “b” y “me quitas el iva”. Nos costará recuperar un valor de la democracia fundamental. La honestidad.

La frustración para empresarios buenos con capacidad de competir por contratos con la administración, porque la otra parece que es la única forma de hacer negocios en España.

Del daño que ha hecho a la imagen política, a las buenas personas políticas, que las hay y muchas.

Por la perdida de credibilidad de las personas con el gobierno. El gobierno existe para dar respuesta a nuestros problemas. ¿como lo van a hacer si están pensando en otras cosas? en su propio interés.

A la imagen ofrecida al exterior. ¿Cómo queda España después de que los casos se destapan?

Es peor cuando incluso se llega a defender o a ocultar la corrupción interna en los partidos o en los sindicatos. Por no perder, en un intento en vano, el poder acumulado por años.

¿y qué hacemos?

Nos podemos engañar, pero la vacuna de esta enfermedad no está en leyes estéticas como la ley de la  transparencia, ni siquiera endureciendo algunas penas para el que delinque.

La única vacuna está en sumar más democracia a esta democracia y no con un cambio decorativo sino con un cambio estructural. La formula está en la independencia total del poder judicial, para que los malos actos tengan consecuencias de verdad.

Pero sobre todo, la solución está en la sociedad. Mientras las personas no tengan la capacidad de controlar el poder político, entonces no tendremos la solución definitiva.

En civitana.org vamos a trabajar en sumar más democracia a la democracia actual, posicionando a las personas en el corazón del sistema, para que participe de forma directa y diaria en la vida pública para controlar el resto de los poderes y por qué no para enriquecerlos. Si te gusta nuestra iniciativa suscribirte a este blog y comparte este post.